lunes, 16 de enero de 2017

Volvemos del primer encuentro de Warhammer Reforged

El sábado tuvo lugar el primer encuentro de Warhammer Reforged, un momento para el cual me estuve preparando durante las fiestas navideñas. La experiencia fue muy agradable; a nivel de jugadores, fuimos menos asistentes de los que me hubiese gustado, lo admito. Pero igualmente fue la excusa perfecta para volver a ver a toda la gente relacionada con el proyecto, y me conformo con haber visto todos esos comentarios en el grupo de Warhammer Reforged de gente que bien por la distancia o bien por las obligaciones no era capaz de asistir -tuvimos noticias de gente que quería venir incluso desde Valladolid O_o). También fue muy agradable ver y hablar con toda esa gente que se acercaba a curiosear, a ver las partidas, a mirar las miniaturas y a preguntarnos sobre el proyecto.














También es digno de mencionar el mercadillo de la Librería Alexandría, en el que una vez más todos encontramos algo que nos hizo abrir la cartera en mayor o menor medida- Yo solo me limitaré a decir que ya he solucionado el problema que tenía para representar hobgoblins con mis Enanos del Caos y he encontrado la que será la comparsa del Gran Vidente Gris Kritislik, si sabéis a lo que me refiero. ;) Por último, recordaros que se nos acabaron las vacaciones navideñas y que a partir de mañana martes volveremos con nuestras publicaciones en Warhammer Reforged. ¡Os echábamos de menos!

jueves, 12 de enero de 2017

Guerra en color: Especial "pintando para el encuentro de Reforged"

¡Hola a tod@s! Poco a poco voy despertando del letargo inducido por las fiestas navideñas, y no se me ocurre mejor modo de salir de la hibernación que enseñando los progresos que he hecho con los pinceles en estos días libres. Además es la excusa perfecta para comenzar a usar el logotipo de "Guerra en color" que hice para el Annual 2016 de Warhammer Reforged.


Pero antes de nada debo poneros en situación; hace casi dos semanas anunciamos por el grupo de Facebook de Warhammer Reforged el que será el primer encuentro oficial del juego en nuestra Torrelavega natal. Y he de recalcar la palabra "encuentro". La diferencia frente a los torneos la marca el espíritu de la iniciativa; nos juntaremos quienes podamos con el único objetivo de pasarlo bien y jugar partidas a lo largo de todo el día. No habrá ni cuota de inscripción ni premios. Además, dicho encuentro tendrá lugar durante el Mercadillo Friki que todos los meses realiza la Librería Alexandría en el que se pueden encontrar verdaderas joyas del coleccionismo, así como miniaturas, cómics y mucho más.


Ahora, volvamos con las miniaturas. Como era de presuponer acudiré con mi ejército de Skavens, ya no por que sea mi ejército preferido sino por la cantidad de miniaturas pintadas de que dispongo. No digo que no haya tocado mis Enanos del Caos en estas fechas, pero sí han quedado bastante apartados. Además, el haber mantenido durante todo este tiempo mi vista puesta sobre el encuentro de Reforged ha sido la motivación que necesitaba para terminar aquellas unidades que tenía en el tintero. Todavía no he pensado siquiera en la lista que voy a llevar, pero tenía claro que quería acudir con todo pintado y presentable y para ello necesitaba poder contemplar todas las opciones posibles.

En primer lugar, tenemos a estos simpáticos Lanzadores de Viento Envenenado, a los cuales les he pintado con mi propia heráldica (el clan Restik) para darles vistosidad. Sobre estas miniaturas, decir que es una unidad mixta compuesta por seis miniaturas originales de metal (que conseguí en el propio Mercadillo Friki de Alexandría) junto a cuatro clo- copias de seguridad que conseguí gracias a mi amigo Elric y que completé con mochilas de Marines del Caos de Yibrael y Ragnor. A uno de ellos le falta todavía la mochila, pero está en camino y ya tengo otros cuatro en marcha.



Luego tenemos estos ocho Portadores del Incensario de Lustria, ocho preciosidades de metal que también conseguí hace meses en el Mercadillo (no pretendo hacer publicidad, pero hay que hacer honor a la realidad). Estos pustulentos Skaven completan el que ya es el máximo de la unidad con creces, por lo que me es factible añadir dos unidades medianas de estos peligrosos dementes.



Pasemos a la artillería. Otro de los trabajos que tenía pendiente era el de terminar varios grupos de apoyo de la Isla de Sangre. Además me puse a rebuscar piezas en la caja de restos con los que poder montarme el sexto Jezzail que me hacía falta para completar mi unidad. El pavés está realizado con palillos iguales a los de las cerillas.










De la que rebuscaba en la caja de restos me topé también con este par de miniaturas, una alimaña y un skaven genérico clásico que usaré como personaje Eshin, ambos de metal (¡Metaaaal wuoaaaaahhh!). A falta de herramientas apropiadas con las que tallar el metal saliente de la muñequera y por miedo a cargarme la miniatura lo he disimulado pintándolo de piedra bruja. A la que tenga la oportunidad y los bits adecuados, le pondré un segundo arma. Una hoz, tal vez. :P



También me animé de paso a darle unos toques a estos "monaguillos" de plaga. Sé que es ridículo, pero la idea de hacer un frontal de unidad de Monjes de Plaga formado por niños-rata me produce muchas risas. xD



Y de momento, esto es todo cuanto puedo enseñaros. También he estado dando unos retoques a varios Guerreros de Clan, Una pieza indispensable para que el ejército quede presentable y curioso. Y antes de que lo digáis, lo sé-lo sééé, es esta noche cuando tengo marcado en el calendario ponerle césped a todas las peanas y repasar la pintura. Lo que realmente pretendía mostraros es lo emocionados que estamos ante la idea de realizar este encuentro. Y para añadir una guinda, haremos un pequeño sorteo entre los asistentes...


Así que no lo dudéis. Si queréis tener la oportunidad de jugar unas partidas con el equipo de diseño de Warhammer Reforged, conocer a los miembros de la cábala del Gran Nigromante o pegarle un guantazo al Niño Borracho (por favor eso no, mi seguro dental no me cubre más incisivos) entonces sacad un hueco este sábado y pasaros por el encuentro de Reforged.

martes, 10 de enero de 2017

Urannon, la Voz de la Tormenta


 Como ya sabéis, últimamente no escribo mucho en la Biblioteca (bueno, no escribo prácticamente nada), ya que las obligaciones y compromisos mundanos ocupan buena parte de mi tiempo, y dedico el poco tiempo "friki" del que dispongo a Warhammer Reforged. Pero hoy me apetecía escribir algo en la Biblioteca, ya que ha habido una conjunción de varios factores. De modo que ahí voy.

En el Annual de navidad de Warhammer Reforged recopilamos todo el material extra del año, pero también tenía material nuevo. Concretamente, una campaña narrativa llamada "El Caldero de las Tormentas", que enfrentaba a los ejércitos de los Ogros y la Grey Infernal por la posesión de un antiguo y poderoso artefacto mágico (el susodicho Caldero). Crear una campaña es bastante complejo, y lleva mucho tiempo: por eso, hasta el momento sólo hay dos campañas originales de Reforged (la otra es El Destino de Nailath, también en el Annual). Sin embargo, las campañas son ideales para internarse en espacios poco explorados de Warhammer: si encuentras un tema central, tienes una buena piedra angular sobre la que construir la campaña.

En El Destino de Nailath, esa piedra central es el misterio sobre Aekold Helbrass: la historia de la campaña se centra en este enigmático personaje secundario, hilando el material disperso sobre Aekold (por supuesto, la vergonzosa historia del Liber Chaotica que es una copia del relato de Gotthard del Paladines del Caos no ha sido tenida en cuenta). En El Caldero de las Tormentas, la piedra angular ha sido Urannon. Todos recordamos el hechizo del Saber de los Cielos "Rayo atronador de Urannon", ¿verdad? Pues resulta que ahí tenemos un espacio por explorar: tras buscar en muchos manuales viejos y en internet, no encontré ninguna referencia concreta sobre el personaje que daba nombre al hechizo.

Me puse a elucubrar. ¿Quién podía ser ese misterioso Urannon, lo suficientemente célebre como para nombrar un hechizo, pero lo suficientemente desconocido como para que nadie supiese quién era? Y finalmente encontré una identidad bastante original que podía cuadrar, y que vertebraría la historia de la campaña.

Me he motivado tanto que hasta he hecho una pequeña conversión para representar a La Voz de la Tormenta. Aquí tenéis a Urannon.



URANNON, LA VOZ DE LA TORMENTA (415 puntos)

La raza de los ogros dragón es antiquísima, probablemente la más antigua de cuantas pueblan el mundo. Desde el terrible Pacto que sellaron con los Poderes Ruinosos hace ya ocho milenios, no ha nacido ningún nuevo ogro dragón. Los más antiguos de entre ellos, los Shaggoths, fueron aquellos que estuvieron presentes en el terrible Pacto. Todos los demás ogros dragón no eran más que jóvenes o simplemente cachorros en aquel oscuro día: para ellos, el pacto con los Poderes Ruinosos es una leyenda, un acontecimiento singular del lejano pasado, una encrucijada en el destino de los suyos que queda oculta por la bruma del tiempo transcurrido y el silencio de sus mayores.

Urannon era uno de aquellos jóvenes, particularmente obsesionado por la leyenda del Pacto. Recorrió el mundo en los periodos en los que estaba despierto, buscando a sus mayores e inquiriéndoles sobre lo acontecido milenios atrás. En sus largos periodos de letargo perseguía a los demonios del Arquitecto del Destino en sus sueños, hasta que obtuvo la visión de un enorme caldero mágico.

Urannon comenzó a aprender los rudimentos de la magia de los Cielos, estudiando aplicadamente con los brujos del norte y los chamanes de los Hijos del Caos: pretendía controlar el poder de la tormenta para pasar más tiempo despierto, y hallar el Caldero que le mostraron los demonios. Pese a que su raza no está especialmente dotada para las artes arcanas, el poder de los vientos del Caos y el empeño y dedicación de Urannon lo llevaron a dominar estas terribles artes a lo largo de los siglos.

Durante incontables años, Urannon recorrió el mundo en busca del Caldero de las Tormentas, y extendió la historia entre los más jóvenes de los ogros dragón. Se enfrentó a los hijos de los Ancestrales en Lustria, a los enanos de las montañas del fin del mundo cuando no eran más que bárbaros, a los recién exiliados elfos oscuros en Naggaroth, a los primitivos ejércitos de Nehek, el legendario primer rey de Nehekhara. Su nombre se convirtió en leyenda, en sinónimo del poder desatado de la furia de los cielos. Sin embargo, Urannon no halló el caldero, y pese a su poder mágico, el paso de los años y la frustración por no hallar el Caldero de las Tormentas acabaron haciendo mella en su implacable voluntad, cayó de nuevo en el letargo.

Miles de años después, Urannon ha despertado de nuevo, y por fin el Caldero de las Tormentas está al alcance de sus garras.


Puedes incluir a Urannon en un ejército de Grey infernal. Urannon es un Comandante, y debe tener su propia hueste.





M
HA
HP
F
R
H
I
A
L
Urannon
7
5
2
6
5
5
2
5
9

Tipo de tropa: Bestia monstruosa (personaje)

Equipo: Urannon lucha con el Cayado de la Tormenta, y se protege con una armadura pesada (la cual no le impide lanzar hechizos).

Magia: Urannon es un hechicero de nivel 4 que conoce todos los hechizos del Saber de los Cielos.

Reglas especiales: causa Miedo, Piel escamosa (4+), Cólera de la tormenta, Señor del conocimiento (Cielos), La vida es sueño (Impasible).

Voluntad inquebrantable: Urannon tiene una obsesión terrible con su destino manifiesto desde hace ocho milenos: carga sobre sus hombros la responsabilidad de llevar a su raza a la salvación. Por ello, nunca dará un paso atrás. Urannon tiene la regla especial Sangre fría (la cual otorga a cualquier unidad de ogros dragón a la que se una). Además, tiene la regla especial ¡Ni un paso atrás!, que afecta a todos los ogros dragón y ogros dragón Sharunok (pero no Shaggoth) a 12” o menos de él.

Vigor de la tormenta: Urannon revigoriza su cuerpo bañándose en los más feroces relámpagos, los cuales restauran su vitalidad. Además de los efectos habituales de la Cólera de la Tormenta, si Urannon recibe un ataque de Rayos, restaura todas las heridas que hubiese sufrido con anterioridad durante la batalla.

Objetos mágicos:

Cayado de la tormenta (Arma mágica, 40 puntos): Este inmenso bastón de cobre está constantemente recorrido por pequeños relámpagos. A medida que la tormenta en torno a Urannon aumenta en intensidad, el Cayado descarga potentes relámpagos contra el enemigo. 
Arma a dos manos. Al inicio de cada fase de disparo propia, tira 1D6: si el resultado obtenido es igual o inferior al número del turno en curso (es decir, con un 1 en el primer turno, con 1-2 en el segundo turno, con 1-3 en el tercero, etc), el Cayado descargará un rayo. Selecciona una unidad enemiga a 24” o menos de Urannon: esta sufrirá inmediatamente 1D6 impactos de F6 distribuidos como proyectiles que no permiten tirada de salvación por armadura (esto es un ataque de rayos).


viernes, 30 de diciembre de 2016

Entrevista a Skiggit y Grombrindal

Tras este mensaje de nuestros patrocinadores (¡Rayos de la muerte Thompson! ¡El doble de muerte y el doble de rayos por la mitad de precio!), regresamos.  ¡Conectamos con la redacción de NigromanteNews!

Yibrael: Hoy os traigo un material de rabiosa actualidad: en la Biblioteca del Gran Nigromante hemos enviado un reportero a entrevistar a Grombrindal, el enano blanco, y a Skiggit, el goblin negro. Por supuesto, se trata de una entrevista a estos dos personajes no como personajes en sí, si no como representaciones de dos visiones del juego. Y como no es sencillo realizar una entrevista metafórica a dos conceptos abstractos, hemos atiborrado de piedra de disformidad y raíz bruja a nuestro reportero con la intención de que pueda delirar hasta tal punto que esta entrevista sea posible. ¿Cómo te encuentras, Niño Borracho?

Niño Borracho: ¡Bien-bien! Muy animado por tener la oportunidad de entrevistar a estos dos representantes del mundo de Warhammer, y mi cerebro agitado con el frenesí de imágenes de destrucción producidas por la piedra de disformidad. ¡Esperemos que alguien pueda sacar algo en claro de todo esto!

Yibrael: Mientras nuestro intrépido reportero (¿intrépido? perdón, quise decir rátido) se va preparando, explicaré la biografía de las dos metáforas encarnadas a las que entrevistaremos. En primer lugar tenemos a Grombrindal, el Enano Blanco. El Enano Blanco tenía una revista, y una gran empresa multinacional respaldándolo. Durante muchos años fue el ídolo de muchos jóvenes, con sus brillantes barbas blancas y su armadura de Glimril cubierta de runas (en realidad las runas eran un catálogo comercial, pero en khazalid). Grombrindal encarna el juego oficial, y representa la empresa. Durante muchos años, Grombrindal ha guardado en su caja fuerte de gromril la idea de Warhammer,  y la ha compartido con los jugadores, a cambio de unas monedas de oro (los enanos, ya se sabe cómo son). Pero la empresa que respaldaba a Grombrindal decidió alterar sustancialmente la idea de Warhammer, cambiándola hasta hacerla prácticamente irreconocible. Incluso hicieron vestir a Grombrindal como un simple matador para promocionar su nueva idea de Warhammer. ¡Como si hubiese alguna similitud entre esos rompe-juramentos en busca de redención y la intachable trayectoria de honor del Enano Blanco!

Pero Grombrindal no guardó la idea al completo: en algún momento del pasado, Skiiggit llegó a introducirse en la guarida del Enano Blanco y robó parte de la idea (¡estaba en su naturaleza de goblin!). Pero como era chapucero, fue dejando desperdigados los pedazos en su camino. Todos los jugadores que recogieron esos pedazos quedaron muy agradecidos a Skiggit, pues a partir de esos pequeños pedazos de idea ellos también crearon su pequeño espacio en el mundo de Warhammer. Decidieron que el artero goblin fuese el símbolo del hecho de que la idea ya no pertenecía sólo a Grombrindal y a la empresa que lo respaldaba: también era, en parte, de todos aquellos jugadores que durante tanto tiempo habían creado sus historias en ese mundo, y lo habían dotado de auténtica vida. Desde que Grombrindal se cambió de traje, Skiggit ha estado muy ocupado: podía decirse que no ha parado quieto, y que incluso se ha multiplicado. Numerosos Skiggits en todo el mundo han tomado la idea original, casi fuera del alcance de Grombrindal, y la han hecho suya; hasta el punto de que, pese a la defunción "oficial" de la idea (firmada por el mismo Enano Blanco) y su transfiguración en algo completamente diferente, la idea original está más viva que nunca, gracias a los esfuerzos de todos esos cientos de Skiggits (aunque ya se sabe, los goblins son muy propensos a la animosidad; es decir, a pelearse con otros goblins). ¿Estás listo, Niño Borracho?

Niño Borracho: ¡Sí-sí! He esperado mucho tiempo a que llegara este momento. ¡Campana-campana!

Yibrael: ¡Adelante!

**Dos figuras aparecen ante el Niño Borracho: un enano con una gran barba blanca, y un goblin con capucha negra**



Niño Borracho: ¡Saludos-bienvenidos, sí-sí! ¿Son ustedes la cosa-enana Grombrindal y la cosa-pielverde Skiggit?

Grombrindal: Así es, nosotros somos aquellos a los que buscas. Aunque no me esperaba un sucio skaven como reportero.

Niño Borracho: Oh, no debe temer-temer. Si he sido elegido para este trabajo es porque soy inmensamente humilde, sí-sí. Pero debemos empezar-empezar la entrevista. Dígame, ¿qué resultados han obtenido en su empresa patrocinadora con este cambio de escenario que es Age of Sigmar?

Grombrindal: La verdad es que las cosas no van demasiado bien. Esta idea nueva que hemos tenido no se vende nada bien: la mayoría de los jugadores han decidido pintarse de verde y ponerse una capucha negra. ¡¡Una tragedia!!

Niño Borracho: Oh, un agravio-tragedia, sí-sí... (¬¬) Entiendo que para promocionar su nuevo sistema y la nueva gama de miniaturas necesitaban una pizarra en blanco pero, ¿crée que era necesario para ello el intentar condenar al olvido el mundo que le vio a usted nacer?

Grombrindal: ¡Yo que pensaba que tragarían con lo que fuese! ¡Ay, pobre de mi! Me creí todo lo que me contaba la empresa. Y he acabado así, disfrazado de matador. Luego me mandan ponerme una temporada en peana redonda, y luego de vuelta a la cuadrada... ¡Una vergüenza! Si me viesen mis ancestros...

Niño Borracho: Sin duda hablas como si la empresa de verdad creía tener "la sartén por el mango" en todo momento sobre los jugadores. ¿Cómo se vivieron aquellos momentos?

Grombrindal: ¡Nunca pensaron que algo así pudiera pasarles! En la empresa veían que daba igual lo que le hicieran a los jugadores, estos siempre chillaban pidiendo más con la cartera en mano. Pero pretender acabar con todo Warhammer... eso fue la gota que colmó el vaso. Muchos jugadores incluso se fueron a otros mundos para no volver jamás, pero lo peor es sin duda quienes se quedaron...

Skiggit: ¡Eh, eh! ¡Bazta ya de lloriqueoz! A lo hecho, pecho, como zuele dezirze. Ademáz Niño, ¿qué paza? ¿Vaz a ponerte ahora a zecarle laz lágrimaz a eze vendido? ¡Que ya me eztoy canzando de ezperar!

Niño Borracho: No-no, tranquilo cosa-verde, guarda el puñal. Si ahora iba contigo. A ver, cuéntanos, ¿qué sientes ahora que eres la estrella del mundillo?

Skiggit: Pues está baztante bien. Me ziento mucho máz libre para hacer lo que me apetezca, por zupuezto. Dezde que la empreza noz abandonó a nueztra zuerte hemoz prozperado mucho. Ahora podemoz hacer lo que noz plazca con nueztro mundo, y lo hemoz dejado mucho mejor que antez, zin duda.

Niño Borracho: Perdona... ¿Vosotros?

Skiggit: ¡Ah, zí! Que no te lo había dicho. ¿Ez que no lo zabíaz? Zi noz dejaz zueltoz, loz goblinz noz reproducimoz como laz zetaz ezaz tan ricaz que noz zirven para hablar con Gorko y Morko. Ezpera, que te loz prezento. ¡Pazad, chicoz! (varios goblins encapuchados entran en escena).

Grombrindal: ¡Eh! ¿Pero qué clase de truco sucio es este? Te juro por mi barba...

Skiggit: No jurez tanto, barbitaz, no vaya a zer que loz de la Workzop vayan a decidir que eztáz máz guapo afeitado jijij. Rezulta, por zi no lo zabíaz, que eztoz chicoz reprezentan ahora a loz jugadorez y jugadoraz de Warhammer. Dezde que la empreza cerró el garito, la gente ze ha buzcado laz vueltaz para zeguir jugando del modo que máz le guzta, y eztoz compadrez ziempre eztán dizpueztoz para jugar con elloz zi quieren.

Niño Borracho: Vaya-vaya, pues sí que habéis salido unos cuantos desde que GW concluyera "El Fin de los Tiempos". ¿Por qué no me los vas presentando?

Skiggit: Zí, claro. ¡Y no hablez con la boca llena de quezo! Mira, ezte goblin encapuchado de aquí (agarra de los hombros a uno de ellos, andrajoso pero con estilo, y lo pone al frente) ez el que máz te debe de zonar. A ezte lo que le guzta ez el Warhammer en zu conjunto, y picotea de aquí y de allá para divertirze con zuz amigotez. "Refrito", le decimoz con cariño.

Niño Borracho: (arqueando una ceja  a lo Carlos Sobera) Y, ¿qué es lo que más te gusta y lo que menos de este... "Refrito"?

Skiggit: Puez ya que me preguntaz, tiene un zentido del guzto baztante purizta zobre Warhammer. Ademáz ze ha pateado el mundo entero para recoger materialez con loz que hazerze la caza a zu guzto, y no ze corta ni un pelo a la hora de dejar laz cozaz claraz. Ezto ez bueno y a la vez ez malo, porque muchoz le conzideran un borde. Puede incluzo que tenga loz mejorez juguetez, pero le guzta hacerze el lizto de vez en cuando y loz otroz goblinz ze chinan con él. Pero lo que no ze puede dizcutir ez que ez muy aztuto, y que dezde que ezte tipejillo ha zaltado a la paleztra, han zido... (se pone a contar con sus dedos) no zé, muchoz loz jugadorez que han zacado laz miniaturaz de laz cajaz en laz que eztaban guardadaz.

Niño Borracho: Bueno vale, ya sabemos todos que te cae muy bien pero ya valió de favoritismos, que hay unos cuantos esperando. ¿Qué me puedes decir de ese-ese, el que está a su derecha?

Skiggit: (aparta a "Refrito" y agarra a otro goblin que está curiosamente un poco mejor vestido) Oh, ¿te refierez a ezte? ¡Puez también me cae baztante zimpático! Ezte compadre de aquí también ze lo eztá currando él zolito, y lo cierto ez que zabe robarlez a loz enanoz emprezarialez cozaz muy chulaz. Ezo zí, el traje que vizte eztá algo dado de zí y tiene algunoz parchez en el trazero para que no ze le noten mucho laz cozturaz. Porque claro, para que un traje de enano emprezarial le quede bien a un goblin, hay que ajuztarlo zegún convenga. Todavía tiene que pazar unaz cuantaz vezez por el zaztre para que termine de zurzirlo. Mientraz tanto, va a lo zuyo zin moleztar a nadie (lo cual ez zozpechozo...).

Niño Borracho: (ruido de pelea al fondo) ¡Oye-oye! ¿Quieres decirle a aquellos de la esquina que se comporten un poco?

Skiggit: Oh, ezoz chicoz... ez inevitable que ze peleen de vez en cuando. Pero lez ayuda a liberar tenzionez, no creaz. Y luego, como zi tal coza. Todoz ezoz muchachoz de ahí también le robaron a loz enanoz emprezarialez alguno de zuz trajez, pero eztoz ze loz puzieron tal cual. Todoz creen que zu traje ez mejor que el de loz otroz, y ezo ez los máz graziozo de todo porque conzideran que el rezto zon horteraz.

Niño Borracho: No entiendo lo que me quieres decir...

Skiggit: ¡Zi ez muy zenzillo, rata eztúpida! Mira, primero eztá el goblin eze de loz peloz en laz orejaz. Ez muy viejo y cualquier coza venga dezpuéz de loz tiempoz de la Guerra de la Barba le parece muy moderno. Ademáz, tarda milenioz en hacer cualquier coza. Luego eztán aquelloz doz, que van con unoz brazalez enanoz de fuerza muy chuloz pero luego llevan taparraboz. Máz allá tienez otroz mejor veztidoz, pero mira, a eze de allí cada idea nueva que ze le ocurre ez máz beztia que la anterior; el otro ze le parece mucho, pero tiene airez de jinete y ziempre que puede ze zube a un caballo porque ez lo mejor, zegún él. Luego ya tienez a aquel goblin máz joven, que eligió el traje eze que hace de todo pero funciona a pilaz. Y ya zabemoz lo que paza cuando te quedaz zin oro para pilaz...

Grombrindal: ¡Pero será posible! ¡Esos son mis trajes! ¡Devolvédmelos, malditos excrementos de tro-oh... (grombrindal se detiene en seco cuando todos los goblins le miran amenazantes).

Skiggit: Anda, Grombri, ¿qué máz te da ahora? Zi ni ziquiera tienez un Libro de loz Agravioz para apuntar laz cozaz, azí que lo mejor para todoz ez que lo olvidez. Cualquiera penzaría que te dijeron que loz guardaraz por zi acazo... (;-P)



Niño Borracho: (Grombrindal se sienta cabizbajo mientras el Niño Borracho termina de guardar queso en sus abazones) Calma-calma todos, no hagamos nada de lo que Grombrindal pueda arrepentirse. Bien, vamos a ver si ya vamos terminando, que esto se alarga más de lo que esperaba. ¿Quién más queda?

Skiggit: Oh, puez mira. Tenemoz a eze goblin de allá, el que eztá al fondo de todo. Eze viene dezde la mizma Luztria. A eze también le guztó el traje de montar caballoz, y también tiene parchez en el trazero. Pero como ez joven y viene de tan lejoz todavía no zabemoz mucho de él... Ze llama Aproquifa... no, ezpera, era Afócripa... ¿Acrópifa, Acrípafo,Afrópico...? El primo Paco, zí.

Niño Borracho: Bueno-vale, yo creo que todos los jugadores merecen su representación y es bueno que la tengan. ¿Y qué puedes decirme de ese goblin de ahí, que ha estado tan quieto todo el rato?

Skiggit: Oh zí bueno, eze... zí, tú. Ven, ven aquí. (El goblin encapuchado se acerca) Puez ezte muchacho de aquí, rezulta que ez el tipo máz popular entre nozotroz, zí. Pero algo le ha pazado en todo ezte tiempo, eztá muy... cambiado.

Niño Borracho: ¿A qué te refieres?

Skiggit: A ezto... (Skiggit le quita la capucha al goblin, dejando al descubierto una figura goblinoide de sonrisa descerebrada, con un costurón en la cabeza propio de una lobotomía y cuya piel era de color vainilla)

Niño Borracho: ¡Ah! ¡Aaaahhh! ¡Maldita sea! ¡Por la Gran Cornuda! ¿Qué es esa cosa? (sube sus piernas a la silla mientras suelta alaridos de terror)

Skiggit: Puez lo creaz o no, ezte tipejo de aquí era un goblin muy parecido a nozotroz azí que no chillez como una rata. Fue de loz primeroz en zurgir, el muchacho tenía ganaz de nazer, ya zabez. Pero ze le zubió el ézzito a la cabeza y quería guztarle a todo el mundo. Como al principio eztaba él zolo todoz querían jugar con él, pero como eran muchoz y no ze ponían de acuerdo en todo le fueron quitando cozaz de aquí y allá con tal de guztarlez a todoz, zupueztamente. Le quitaron la animozidad eza tan molona nueztra, porque dicen que nadie lleva en torneoz un ejército que se te pueda rebelar. Y le quitaron hazta el color verde de la piel, porque aquel verde no le guztaba a todoz. Entre nozotroz le llamamoz el "Cegato", porque no-ve-na. Ni ziquiera ze da cuenta de que ya cazi ni ez un goblin...

Cegato: ¡Soy el sucesor espiritual Warhammer! ¡Y soy equilibrado!

Skiggit: El pobre... ya no zabe decir otra coza. (El Niño Borracho ordena a dos alimañas que se lo lleven mientras sigue repitiendo lo equilibrado que es) Hazta habla con la "eze". Le han dado mareado tanto que ya no zabe ni quién ez, no recuerda ni zu nuevo nombre ni el viejo. Dice que eztá equilibrado, pero zuz ejércitoz ze dividen en Tier uno, Tier pachanga y Tier eztantería. Como comprenderáz, por muy popular que zea no dejamoz de mirarlo con recelo. Ez zierto que le robó muchaz cozaz a loz enanoz emprezarialez de GW, pero laz ha perdido cazi todaz y ahora va dejando un tufillo a damizela emprezarial que tampoco me guzta nada...

Niño Borracho: Bueno... esto podías habértelo ahorrado, no me gustan nada estos sustos. En fin, ¿quién más queda?

Skiggit: Nadie, hemoz acabado.

Niño Borracho ¿Y aquel de allí? (dice señalando a un goblin ataviado con un traje hecho exclusivamente de parches y que ha estado todo el rato agazapado tras una estantería de la Biblioteca copiando a base de garabatos los manuscritos del Nigromante).

Skiggit: Ah, eze... con eze no noz hablamoz.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...